Contrato de InterEnergy Group afectará economía panameña

Contrato de suministro de energía NG Power afectará economía panameña

El contrato adquirido por Panamá NG Power para el suministro de energía que ahora fue vendido a las nuevas empresas involucradas encabezadas por InterEnergy Group, tomando en cuenta datos aportados por la Empresa de Transmisión Eléctrica (ETESA), se puede deducir que afectará significativamente al mercado eléctrico panameño al incrementar el costo de la tarifa eléctrica.

Mediante Resolución AN No. 16965-Elec de 7 de julio de 2021 fue aprobado el Documento de Licitación presentado por la Empresa de Transmisión Eléctrica, S.A. (ETESA), correspondiente al Acto de Concurrencia LPI No. ETESA 01-21 en el cual se refleja que las condiciones de la demanda y de la capacidad de generación existente en el día de hoy son muy diferentes a las que sirvieron de base para la realización de la licitación LPI No. Etesa 01-13 cuando NG Power se adjudicó el contrato.

Dicho documento de licitación es una referencia clara donde se demuestra que de perdurar el contrato de suministro de energía adjudicado a Panamá NG Power, en una dudosa licitación, se encarecerán sustancialmente las tarifas que pagan los clientes de las distribuidoras, al ser el precio contratado más alto que los que actualmente tienen las tarifas.

Para el período de enero-junio 2021, el precio monómico (combinación de los cargos de potencia y energía) de generación de energía incorporado en las tarifas es de $0.1129 por kilovatio hora (kWh), el cual es menor que el monómico resultante de este contrato de NG Power, $0.1170 /kWh, ya indexado con el precio del gas natural.

Si el contrato de NG Power por los 550 MW acordados llega a concretarse con el precio por el cual fue licitado (0.1170 US$/kWh), los consumidores verían un aumento sustancial en sus estados de cuenta, puesto que, el valor con el que se calculan las tarifas aumentaría en promedio debido a la entrada de energía a ese precio comparado al precio promedio que se paga hoy (0.1129 US$/kWh).

Esto quiere decir que cada centavo en costo del kWh del contrato, representaría más de $33 millones de facturación anual a los consumidores finales, afectando directamente el presupuesto familiar.

Este escenario es nefasto para el Mercado Eléctrico y para los clientes, ya que no se veló por sus intereses al permitir que prevaleciera el contrato más caro, pues no existió una libre competencia como lo establece la ley panameña, sino que sólo hubo un proponente para esta subasta.

En la ley se establece que las compras de energía se deben hacer en procesos abiertos de libre concurrencia, para garantizar que exista una real competencia y de esta forma se concreten los mejores costos de generación a los clientes. Mientras que el contrato de NG Power el más caro del mercado impide obtener las mejores tarifas eléctricas, violando lo estipulado en la ley.

Es importante recordar que este contrato fue adjudicado a Panamá NG Power mediante una dudosa licitación con pliegos de cargos especiales, exclusiva para centrales de gas natural, celebrada en el 2013, donde expusieron un contrato de 11.8 centavos el más caro de todos, para hacer entender este punto, se mostraron como ejemplo otros contratos como el de Gas Natural Atlántico 10.5 centavos y para Martano de 8.3 centavos, por lo que este panorama trae como consecuencia sobrecostos al país.

En esta oportunidad se licitó el mayor bloque de energía (550 MW) que se haya licitado a la fecha, para un periodo de 20 años que no se ha dado en ningún otro acto y sólo contó con un participante, el cual se comprometió a entregar el suministro requerido en el periodo de 1 de marzo de 2017 al 29 de febrero de 2036 y no lo cumplió.

Expertos advierten que de perdurar el contrato de suministro de energía de la térmica Panamá NG Power, los que pagarán las consecuencias de estas acciones ilegales y fraudulentas serán los usuarios del servicio.

Toda esta situación afecta la economía del país y el bolsillo de los consumidores como también repercute en la inversión del Estado para otros requerimientos como subsidio eléctrico, educación, salud y desarrollo social.

Con respecto al anuncio mediante el cual Panamá NG Power cede el contrato de potencia y energía a Generadora de Gatún, S.A., solicitan que se vele por los mejores intereses del país atendiendo las características del mercado actual que garanticen un mejor precio de la energía.

Por ello, exhorta a las autoridades a mediar entre las empresas negociadoras de esta cesión para que se dé una modificación en el precio y balance económico del sistema al momento de enmendar los contratos y que este se ajuste a la realidad actual; y si este objetivo no se logra, lo que corresponde legalmente es llamar a una nueva licitación en materia de energía que contemple una amplia participación en el marco de reglas claras y acorde al momento que se vive en el sector en 2021.

PUBLICACIÓN DE VALORES DE REFERENCIA A SER UTILIZADOS PARA EL CÁLCULO DE LA OFERTA VIRTUAL DELACTO DE CONCURRENCIA LPINO.ETESA0121,PARA LA CONTRATACIÓN A CORTO PLAZO DEL SUMINISTRO DE POTENCIA FIRME Y DE ENERGÍA,PARA LOS CLIENTES DE LA EMPRESA DE DISTRIBUCIÓN ELÉCTRICA METROOESTE,S.A.,EMPRESA DE DISTRIBUCIÓN ELÉCTRICA CHIRIQUÍ,S.A.Y LA EMPRESA ELEKTRA NORESTE,S.A.

> Descargar documento <<

InterEnergy Group: corrupción en proyecto Panama NG Power

Juan Carlos Tapia bajo la sospecha por caso Panama NG Power

Juan Carlos Tapia admite regalo de acciones de Panamá NG Power al estado

Laurentino Cortizo anunció recientemente un acuerdo entre Panamá NG Power y su archirrival AES, que asegura a la empresa norteamericana el monopolio del mercado energético en Panamá. No trascendió en cuánto consta la transacción, solo que el contrato se traspasó a Generadora de Gatún S.A., integrada, según se dice, por InterEnergy con el 51% de las acciones, el Estado un 25% de las acciones y AES Corporation el 24% de participación restante.

InterEnergy y AES son los mismos. Generadora de Gatún S.A., es una empresa inscrita en el Registro Público el 19 de enero de 2015, y tenía entre sus directivos a Marie Ordoñez, la abogada de Panamá NG Power, y la misma que aparece en sendas directivas de sociedades con Mayor Alfredo Alemán.

AES Corporation y polémico proyecto Panamá NG Power

AES bajo la sospecha por proyecto Panamá NG Power

AES Corporation, multinacional norteamericana del sector eléctrico, ha sorprendido a la comunidad internacional por tomar el control del polémico proyecto de Panamá NG Power, para la generación de energía con Gas Natural Licuado. Este proyecto lleva años siendo denunciado de manera repetida por sus constantes irregularidades, que todavía están en manos de los tribunales, empezando por la concesión inicial, por la que se presentó denuncia por lo penal ante el fiscal anticorrupción del Ministerio Público.

Los medios de comunicación nacionales e internacionales mostraron con preocupación la falta de transparencia y legitimidad, en un proceso de oferta pública con sólo un proponente para una de las inversiones más importantes del sector energético de la historia de Panamá. La preocupación y suspicacia estaban servidas.

Además, este polémico proyecto ha estado salpicado de permanentes irregularidades y sospechas, siendo algunas de ellas:

  • Incumplimiento de la legislación ambiental y Estudio de Impacto Ambiental original no válido.
  • Falta de transparencia y legitimidad, en un proceso de oferta pública y acto competitivo, como mostraron medios de comunicación nacionales e internacionales.
  • Ocultación de los documentos referentes a los contratos públicos de potencia y energía por parte de la Autoridad de los Servicios Públicos (ASEP) y su director Armando Fuentes.
  • Declaraciones públicas de la empresa, con datos manipulados y sin base técnica, sobre diferenciales de costos que las distribuidoras energéticas, y que fueron desmentidas por la Empresa de Transmisión Eléctrica de Panamá (ETESA). Todo lo contrario, este proyecto originaría un sobrecoste en la tarifa eléctrica.
  • A José Dapelo, el socio principal, el Servicio Nacional de Migración le prohibió la entrada al país y le retiró el permiso de residencia, debido a numerosas irregularidades. También ha estado salpicado por el pago de sobornos en cuentas en Andorra vinculadas con la familia Papadimitriu y otros casos de corrupción en su país, como el conocido de Petroecuador.

Parece que a AES no le importa contaminarse del olor a corrupción que envuelve este oscuro caso, hasta el punto de invitar al Estado Panameño en el consorcio, para asegurarse un rápido proceso administrativo, a pesar de las enormes irregularidades.

Hidroeléctricas piden revocar el contrato de Panamá NG Power

Escuchar artículo:

Hidroeléctricas solicitan anular el contrato de una central a gas de 550 MW en Panamá

En una misiva dirigida a la Autoridad Nacional de Servicios Públicos (ASEP) el 15 de abril del 2021, los empresarios de la Cámara Panameña de Generadores Hidroeléctricos (CAPAGEH) comunicaron su posición en relación al contrato entre las sociedades Generadora de Gatún y Panamá NG Power. A continuación, la transcripción de la carta:

Asunto: Contrato de suministro de Potencia y Energía

Estimado Licenciado Fuentes:

Queremos referirnos a la noticia publicada por el diario local La Prensa, el pasado 9 de abril de 2021, y que se tituló Generadora de Gatún, tras licencia de NG Power. 

Según la noticia, se está negociando la transferencia de Contrato de suministro eléctrico hacia otro Agente (o grupo de Agentes), lo cual consideramos una situación grave, que resultaría nefasto para nuestro Mercado Eléctrico y para los intereses de los clientes finales en general.

Queremos recordar que este Contrato fue adjudicado a Panamá NG Power mediante una controvertida licitación con pliegos de cargos especiales, exclusiva para centrales de gas natural, celebrada el 30 de abril de 2013, justificada por la Secretaría de Energía por el poco margen que existía entre la demanda y la potencia firme. En esta licitación especial, se licitó el mayor bloque de energía (550 MW) que se haya licitado a la fecha, para un periodo (20 años) que no se ha dado en ningún otro acto, y sólo contó con un participante, el cual se comprometió a entregar el suministro requerido en el periodo del 1 de marzo de 2017 al 29 de febrero de 2036.

El tiempo transcurrido desde la licitación, sin que se hayan iniciado las obras de construcción de esta Central, hace evidente que Panamá NG Power no cuenta con la capacidad para llevar a cabo este proyecto, y mucho menos para cumplir su compromiso de suministro de energía.

Es también obvio que la situación que existía cuando fue hecha esta licitación ha cambiado radicalmente en el tiempo transcurrido, dado que

  • Existe un mayor margen entre la demanda y la potencia firme del parque existente. En aquel entonces la capacidad instalada era 1.64 veces superior a la demanda máxima, mientras que ahora es de 1.92.
  • La matriz energética ya cuenta con la penetración deseada de generación en base a gas natural, con la entrada en operación de la Central Costa Norte (381 MW), y la construcción en proceso de Gas To Panama GTPP (458 MW).
  • El costo de producción de energía se ha reducido considerablemente. El costo marginal del sistema en el 2013 era de 209.5 $ / MWh, y en el 2021 fue de 46.7$ / MWh.

Se entiende el interés que pueda haber en otros Agentes del Mercado en quedarse con este Contrato, por las condiciones tan ventajosas que actualmente tiene el mismo para la parte vendedora y que difícilmente se podrían conseguir en una nueva licitación en estos momentos.

Consideramos que sería nefasto para el Mercado acceder a esta transferencia por las siguientes razones:

  • Existe una excesiva contratación de Centrales de Gas Natural, que acapara el 63% del Mercado de Contratos, y que dificultará que nuevas centrales de energía renovables se instalen en el País. Es de recordar que nuestro País no cuenta ni produce gas natural, por lo que el estratégico sector eléctrico queda dependiendo de un suministro exterior, y de su cadena de almacenaje y proceso.
  • Según la noticia, uno de los agentes que están negociando esta transferencia es AES Corp., agente que controla un amplio grupo de centrales generadoras, y que estaría de esta forma acaparando más poder de mercado, reduciendo la competencia en el sector de generación.

Recordemos que el decreto 22 de 1998, por el cual se regula la ley de 6 de 1997, establece en su Título IV Abuso de Posición Dominante, y en especial el artículo 22.1. la facultad de la ASEP para intervenir y evitar la posición dominante de cualquiera de los agentes generadores.

Ahora bien, la pretensión de negociar y transferir este Contrato solo puede concretarse mediante la autorización de la ASEP, tal y como está especificado en la cláusula 40.2 del pliego de cargos de la licitación, que establece que Toda modificación que requieran los contratos, solicitadas por las partes firmantes, sólo se realizarán por la autorización de la ASEP. De igual forma, la cláusula 24.1 del modelo de Contrato establece que EL VENDEDOR tendrá derecho de ceder en garantía sus derechos e interés que surjan de este Contrato a favor de las Instituciones financieras y/o Fiador(es), previo cumplimiento de las formalidades de la Ley o por condiciones consignadas en este Contrato, previa autorización de la ASEP

Consideramos que la incapacidad manifiesta de Panamá NG Power para cumplir con el compromiso específico de suministro, de marzo de 2017 a febrero de 2036, ha afectado significativamente el Mercado eléctrico panameño, al crear incertidumbres y evitado la contratación en mejores términos, perjudicando al resto de los agentes generadores así como a los clientes finales. Solicitamos que la ASEP no solo no autorice la transferencia de este contrato, sino que proceda a resolver el mismo, aplicando el principio legal rebus sic stantibus, implícito en todo el contrato, según el cual cesan las obligaciones de las partes al cambiar radicalmente la situación que las generó.

Agradecemos la acogida que la ASEP de depare a esta nota.

Atentamente.

Miembros de la Cámara Panameña de Generadores Hidroeléctricos.

capageh-panama-ng-power

Ver documento original.

Ramiro Troitiño, presidente de la Cámara Panameña de Generadores Hidroeléctricos (CAPAGEH), brindó una entrevista exclusiva a Energía Estratégica en la que aclaró el escenario actual del ámbito eléctrico en Panamá y de qué manera impacta la continuidad de contratos de suministro con centrales de gas pendientes.

¿Qué inconvenientes identifica en el campo de generación eléctrica en Panamá?

El primordial inconveniente que existe está vinculado al mercado de contratos. Este está prácticamente parado en nuestros días, debido a licitaciones que se hicieron de forma exclusiva para plantas de gas. Estas se licitaron en demasía y acapararon el mercado de contratos.

No se ha podido regresar a licitar por el hecho de que se está aguardando a 2 de estas plantas que todavía no se han hecho.

¿Proponen liberar ese espacio para energías renovables?

Nosotros creímos que sí se debería hacer eminentemente en el caso de la primera planta que fue adjudicada en una licitación controversial.

¿Qué la hizo controversial?

El bloque de energía que se licitó era enorme, de quinientos cincuenta MW, para una demanda que en aquel momento era mil seiscientos MW.

Además de esto, se hizo por veinte años. Lo que la hace la contratación más larga del mercado en la actualidad.

No es menor que haya participado un solo ofertante al que se le adjudicó y que este debería ya haber empezado a generar su energía en el mes de marzo del dos mil diecisiete y hasta la data no lo ha hecho.

¿Panamá debiese haber extendido el plazo de participación a fin de que se presenten más actores y se asegure un proceso competitivo?

Debió haberse hecho eso pues era un bloque enorme de energía y por un periodo largo y solo hubo un solo ofertante. En aquel momento, múltiples empresas interesadas protestaron por el hecho de que se pusieron requerimientos de última hora, como una licencia temporal de generación y la única empresa que la tenía era la que acabó ganando.

Se consideró inclusive que ese ofertante no iba a poder cumplir, se volvió a licitar y los nuevos adjudicados y el precedente no han instalado una piedra.

¿Qué se puede hacer frente esto?

Las condiciones han alterado mucho y creímos que eso puede tomarse como un factor para anular el contrato.

Se debería cancelar el contrato pues en todo este tiempo no han dado señales de que puedan realizar el proyecto de inversión. Una opción alternativa es volverlo a licitar.

¿Qué tecnologías podrían cubrir esos quinientos cincuenta MW?

La metodología de las licitaciones acá ahora dejan la participación de todas y cada una de las tecnologías para conseguir la mejor oferta. Yo digo que de este modo debería proseguirse siendo en el futuro, no establecer un porcentaje para cada quien sino el mercado decida en una licitación abierta y competitiva.